Seremos breves. Nos han censurado en Instagram el poder hacer un LIVE este sábado porque hace tres días subimos una fotografía del abrazo de dos hombres donde se veía un poco de vello púbico de uno de ellos.

Y sufrimos. Porque sois 33K los que nos seguís en Instagram y NO nos gustaría perder el contacto con vosotrxs. Ya nos pasó una vez en Facebook. Nos chaparon la cuenta, con 5.000 seguidores y tuvimos que abrir otra. Tremendo. Quién se dedica a la comunicación y a las redes lo sabe.

Pero pensamos que debemos continuar luchando para que el cuerpo y la sexualidad no sea un tema de censura. No si se habla y se muestra de forma delicada, respetuosa, sana, alegre. Como intentamos hacerlo nosotrxs.

Lo intentamos. Y os dejamos las fotografías que en algún momento u otro nos censuraron. ¿Pensáis que había para tanto?