El olfato, el gusto, el tacto, el oído y la vista son los cinco sentidos que utilizamos para dar y recibir placer. Pero, ¿qué pasaría si anularas voluntariamente uno de los más importantes?

Si te atreves a intensificar el placer dejándole o quedándote a oscuras durante un tiempo intencionadamente, un antifaz es lo que necesitas para dar rienda suelta a los demás sentidos que se potenciarán hasta límites infinitos. Alucinarás con una caricia, un susurro, un beso…te rendirás a tu descontrolado deseo. 

Cubre los ojos para entrar en un mundo desconocido donde todas las sensaciones se perciben con mayor intensidad. Confía en tu amante, disfruta y déjate sorprender.

Hoy te traemos cinco juegos para utilizarlos:

Mi amante es mi lienzo

Utiliza todos los sentidos para escribirle mensajes en la parte del cuerpo que más te apetezca a tu acompañante, que, con los ojos cubiertos por un antifaz, tendrá que descifrar qué le estás diciendo. Puedes utilizar las manos, la lengua, o cualquier parte de tu cuerpo como pincel, tu amante será el lienzo sobre el que pintar. Recuerda que también puedes usar el Rotulador sexual de tinta comestible para escribir. ¿Te atreves a iniciar tu camino como poeta? Su cuerpo seguro que te inspira.

Manjar sexual

Puedes convertir a la persona que tiene los ojos tapados en tu plato favorito. Si te inclinas más por el dulce, ¿qué tal unas fresas con nata o chocolate? Si eres más de salado, su cuerpo será una estupenda bandeja de crepes o patatas chips y date un gustazo extra y atrévete con el sushi. Toda esta explosión de sabores puede ser la excusa perfecta para acabar saboreando hasta el último rincón del cuerpo de  tu amante. Trazar caminos y rutas por el cuerpo de tu acompañante puede ser toda una experiencia erótico-culinaria. ¡Buen provecho!

Masaje con texturas

Un masaje sensual puede ser el desencadenante de un buen revolcón. Tápale los ojos con el antifaz, tumba tu pareja e inicia la sesión con un aceite especial para masajes y haz que tu amante se relaje. Sin prisa, recorriendo cada centímetro de su piel. Una vez sientas que su cuerpo está entregado, sorpréndelo masajeándolo con diferentes texturas. Tu lengua, una pluma o un hielo contra su piel pueden hacerlx estremecer de placer.  

Juegos de roles

Acompaña un antifaz con un buen Kit de inmovilización o de obediencia. Con los ojos cubiertos y el resto de sentidos agudizados, privarte de la capacidad de besar en el momento que más lo deseas, dejarte guiar a través de una correa por un camino ya marcado o tocar y sentir a tu acompañante, te regala el placer de dejarte llevar por los estímulos que tienen preparados para ti.

Desnúdame a ciegas

Ameniza el encuentro con música de ambiente hot. La persona que lleve el antifaz será la encargada de desnudar pieza a pieza a su acompañante. No hay reglas, sólo un objetivo: sentir la piel de tu amante sin ropa. No tengas prisa, utiliza todos los demás sentidos para imaginar el cuerpo de esa persona, tócala y siéntela.

Cubrid vuestros ojos y desatar vuestras pasiones más ardientes. Nosotrxs os hemos propuesto 5 juegos, pero seguro que se os ocurrirán mil y una formas más de jugar, sorprender y disfrutar de la excitación que puede provocar un antifaz. ¡A dejar volar la imaginación!